Ko Samui, isla de Tailandia

Los destinos turísticos de tipo  exóticos parecen estar cada día más de moda. Son muchos los viajeros que buscan este tipo de lugares para pasar sus vacaciones o eventualmente hacer una visita a lugares apartados, con naturaleza exuberante, pero que a su vez poseen una infraestructura turística importante.

Ko Samui puede considerarse como uno de esos destinos. Se trata de la tercera isla más grande de Tailandia y es hoy el punto turístico más importante que existe al sudeste de Asia.

Rodeada de otras islas que también puede resultar interesantes para  recorrer, como es el caso de la islas  Ko Tao, Ko Pha-ngan y

Ko Samui posee maravillosas playas que se caracterizan por su belleza, tranquilidad y la oferta de diversión garantizada tanto de día como de noche, un sitio inolvidable que depara muchas sorpresas a sus visitantes.

Recorrer la isla permite admirar todos sus maravillosos rincones, como las aldeas de pescadores o la Cascada de Samui, llegando hasta la zona de montañas y disfrutando de una fauna para nada común, compuesta de serpientes, mariposas multicolores y hasta un balneario y un centro de adiestramiento especializado en monos.

Entre sus playas se distinguen en la costa este la de Hat Chaweng, donde es posible hallar alojamiento tanto en hoteles cinco estrellas como pintorescos bungalows, siendo el lugar elegido por quienes aman la práctica de windsurf y la vida nocturna un poco agitada.

Ya al sur de Hat Chaweng, se encuentra la playa de Hat Lamai donde los surfistas también practican este deporte aprovechando sus aguas perfectas en cuanto a movimiento se refiere. Aquí existen además balnearios que poseen todo tipo de servicios incluyendo el famoso masaje tailandés.

En el extremo oriental de la isla la playa conocida como “del gran BudaHat Bang Rak es otro sitio perfecto para disfrutar del sol y del mar.


Llegando a las costas del sur y oeste de la isla existen playas más tranquilas que se encuentran bastante aisladas del ruido y el bullicio turístico del centro de la isla, ideales para un día de relax

En Ko Samui es posible desarrollar una diversidad de actividades al aire libre desde las típicas  como tomar sol y descansar en la playa hasta la práctica de buceo, parapente, excursiones en 4×4, paseos en motos acuáticas, siendo sin embargo el submarinismo uno de los deportes más practicados sobre todo por lo cristalino de sus aguas.

Imperdible hacer una visita a  la isla la Cascada de Namtok Na Mueang, formada por dos niveles y con una caída de aproximadamente unos 20 metros, existiendo también  en el lugar un gran estanque de agua.

Las formaciones rocosas de Hin Ta y Hin Yai, en la parte sur de Hat Lamai es un sitio ideal para tomar las mejores fotografías dado su entorno natural increíble, como también lo es el Jardín de Mariposas de Samui, en el área sudeste de Ko Samui donde cientos de mariposas de colores revolotean sobre un terreno cubierto de flores.

También, es posible asistir a tradicionales espectáculos donde son protagonistas animales como serpientes peligrosas y monos que demuestran al público asistente sus increíbles habilidades.

Un destino diferentes, exótico y que atrae a quienes gustan de disfrutar del contacto estrecho con la naturaleza sin dejar de lado el confort.

Las islas más emblemáticas por descubrir

La llegada del verano hace que muchos planifiquen sus vacaciones de acuerdo a gustos particulares como también al presupuesto con el que cuentan.

La mayoría de los turistas gustan de las playas y el sol en el verano, algunos se deciden por aquellos lugares más conocidos que las agencias de turismo presentan como destinos fantásticos.

Sin embargo, también están quienes buscan algo diferentes, quiza más distante o menos concurrido por el público en general, evitando así las aglomeraciones que suelen producirse en las playas muy concurridas.

Existen lugares paradisíacos en diferentes puntos del mundo que tienen una oferta perfecta para esos viajeros que buscan lugares más solitarios y también exóticos.

La isla de Flatey en Islandia, por ejemplo, es un sitio especial teniendo en cuenta que durante el verano con más de 20 horas de sol. Una isla que sólo se encuentra habitada durante el verano, ya que en el invierno quedan pocas personas en el lugar.

En Belice es posible vacacionar en el Cayo Corker , un destino tranquilo de encanto sin igual con una ciudad que puede recorrerse a pie. Su acontecimiento más importante, el “festival de la langosta“,  se lleva a cabo en julio. Por lo demás es bella como casi todos los sitios del Caribe.

Toda la extensión del lugar se encuentra dividida por un canal estrecho, con diversas playas que se caracterizan por sus arenas suaves y blancas, donde es posible gozar de un mar de aguas transparentes de tonalidad turquesa.

El Cayo Ambergris, se encuentra muy cerca y se caracteriza por su bella barrera de coral una de las mayores atracciones turísticas del lugar.

Para quienes gustan de estar en contacto con la naturaleza y también conocer la historia de un pasado por demás antiguo, Gozo es la isla perfecta. Fortalezas de la Edad de Bronce se entremezclan con ruinas de importantes castillos que fueron una importante protección del lugar en otros tiempos.

Desde el norte de la isla de Malta y en un trayecto de poco más de media hora es posible llegar a la isla de Gozo. Allí pueden visitarse también los Templos Megalíticos de Ggantija, que representan una estupenda obra arquitectónica realizada con técnicas primitivas pero de una precisión increíble.

Los amantes del buceo tienen un lugar esperándolos en la Isla de Mabul en Malasia, donde aguas transparentes y una fauna submarina magnífica les permitirán disfrutar de esta vida diferente. Una típica isla de pescadores con una belleza indescriptible.

Y para quienes además de tranquilidad buscan nuevos caminos para practicar senderismo o excursiones en bicicleta, la Isla Gran Barrera en Nueva Zelanda les ofrece la oportunidad de encontrar aquí una de las zonas menos deterioradas por la mano de hombre.

Opciones de vacaciones diferentes, sitios encantadores e inolvidables,  naturaleza casi virgen son la propuesta para un verano pensado especialmente para descansar.