Museo Tumbas Reales del Señor de Sipán

Los apasionados por el turismo cultural y arqueológico hallarán en el Perú un  lugar increíble en la ciudad de Lambayeque,  al norte del país y a solo diez minutos de la ciudad de Chiclayo, que posee aeropuerto internacional.

Se trata del Museo Tumbas Reales del Señor de Sipán considerado el museo más importante de su estilo de Perú y también de América del Sur.

Este sitio se ha vuelto famoso ya que en él se guardan las reales tumbas del Señor de Sinpán un tesoro arqueológico hallado en 1987 por los arqueólogos de origen peruanos Walter Alva Alva y Luis Chero Zurita.

En un prinicipio,  la idea de las autoridades del lugar eran la de anexar una sala al edificio del Museo Arqueológico Bruning, que ya existía en Lambayeque. Sin embargo,  la grandeza del descubrimiento y su importancia a nivel mundial llevó a los expertos a pensar en la posibilidad de construir un nuevo edificio para albergar estas colecciones tan preciadas.

El nuevo museo inaugurado el 8 de Noviembre del año 2002, se ha convertido desde entonces en un referente histórico, cultural  y turístico que muestra tanto una región como  una cultura, estando el proyecto original de la construcción del museo  a cargo de los  arquitectos Celso Prado Pastor y Walter Alva.

Los restos de esta cultura que gobernaba el antiguo Perú tienen un gran valor histórico sobre todo la recuperación de la primera tumba intacta de uno de sus líderes, logrando reconstruir así una de las culturas de mayor importancia dentro de la América Precolombina.

Al llegar al museo, el visitante vivirá la experiencia de trasladarse al pasado en un viaje que lo llevará a la cultura pre-incaica Mochica, a la que pertenecieron los antepasados del Señor de Sipán. Un sitio que  que destaca por sus modernas instalaciones donde el escenario se ha creado en torno a pirámides que reflejan esa antigua cultura peruana.

Las tumbas reales y la diversidad de objetos que es posible admirar, entre ellos piezas de oro, representan la mayor atracción de este singular museo.

El museo se encuentra dividido en varias salas entre ellas la Sala Real Mochica, la principal del conjunto y donde es posible encontrar al famoso Señor de Sipán, con su vestimenta de guerrero y su pectoral de oro.

Esta gran sala alberga también la cámara funeraria del antiguo gobernante que se encuentra junto a ocho esqueletos de sus acompañantes, todos ellos con sus respectivas vestimentas originales.

Unos treinta maniquíes representan el entorno político de esta cultura y diez de ellos han sido articulados, por lo que están en movimiento durante la visita, representando una exacta reconstrucción de la majestuosa corte real de este guerrero moche.

Por su parte, las  joyas del Señor de Sipán se encuentran representadas por más de cuatrocientos espectaculares objetos que son exhibidos en vitrinas con vidrios blindados y ubicados en una sala especial. Pueden admirarse allí joyas fabricadas en oro, plata y cobre.

El magnífico entierro y el resto de las tumbas reales,  que de forma progresiva fueron encontrándose en la plataforma funeraria del llamado Santuario de Sipán, causaron en la época un importante impacto tanto en el mundo académico como en la cultura del pueblo peruano, haciendo que la región de Lambayeque se desarrollara de forma fantástica y se convirtiera en un punto turístico de gran importancia.

Dentro de la colección de Sipán se encuentra además una muestra de cinco mil piezas formada por cerámicas, metales, plumas, textiles variados, maderas y hasta osamentas tanto de animales como humanas.

También existe una gran galería de fotos que muestran el hallazgo de las tumbas, la construcción del museo, del área de restauración y conservación de las piezas, sumándose a todo esto una fantástica recreación de la vida y el mundo de la cultura mochica.

Este fantástico museo se encuentra abierto al público de martes a domingo de 9 de la mañana a 5 de la tarde.

Los Hostales brasileños, una propuesta de alojamiento diferente

Los amantes de viajar a tierras cálidas y alegres como las de Brasil, encontrarán una propuesta nueva de alojamiento en el país llamados Hostel.

Sin importar en que ciudad se encuentre localizado será necesario para ser considerado como un Hostel que el lugar cuente con cinco puntos básicos para los huéspedes, que en realidad no se diferencian demasiado de los tradicionales presupuestos que se esperan para un hotel en cualquier lugar del mundo. Ellos son, seguridad, higiene, confort, hospitalidad y buen precio.


Gran parte del público que frecuenta este tipo de alojamientos está formado por jóvenes y por ello se los conoce con el nombre de Albergues de la Juventud, basado en el Hostel más antiguo del mundo que se encuentra en la ciudad alemana de Altena que desde 1912 ofrece sus servicios a viajeros en busca de aventuras.

En Brasil, los precios de este tipo de alojamientos varía entre 10 dólares a 100 dólares en media por persona y por día, teniendo variaciones dependiendo del tipo de alojamiento ofrecido y las comodidades con las que cuente el lugar, no siendo para personas que busquen un estilo elegante sino para quienes buscan una propuesta de gastar poco y conocer personas.

Existe una estimativa realizada por Hostelling International, una gran red de hospedaje del mundo es que existen en el mundo actualmente más de cuatro mil Hostel diseminados en 70 países.

En Brasil existen Hosteles en diversos puntos turísticos entre ellos en la ciudad de San Pablo y más concretamente en el barrio de Villa Magdalena, un sitio bohemio por excelencia, se encuentra el Casa Club Hostel Bar.

 Se trata de un sitio alegre y colorido que hospeda tanto a turistas como a locales. Los extranjeros que llegan aquí vienen de diferentes partes del mundo y acostumbran a hacerlo para conocer gente y practicar idiomas. El bar del Casa Club Hostel Bar se llena de paulistas que gustan de este ambiente internacional en cuanto a relacionarse con personas de diferentes culturas.

Llegando a Río de Janeiro, los cariocas tienen ofertas interesantes como el Hostel Melloow Yellow, ubicado en plena playa de Copacabana. Se trata de un lugar que se encuentra hace varios años en el lugar y que fue elegido en el 2008 como uno de los lugares más animados de América Latina. Un sitio que aún hoy mantiene todo su charme y que se ha hecho famoso por sus caipirinhas de vodka y los mojitos que se sirven en el bar del lugar.

En la histórica ciudad de Para Ti, cercana a Río de Janeiro el Hostel Sereia do Mar encanta a los visitantes con sus luces de colores y un ambiente rústico frente al mar, con detalles en su decoración que han sido inspirada en la vida local de esta bella ciudad que brinda un particular estilo de vida tranquilo y apacible.

En Salvador de Bahía se encuentra el Hostal Galería 13 el primero en la región nordeste en contar con una piscina, redes donde es posible dormir, frutas tropicales y la hospitalidad y simpatía de los bahianos que hacen del ambiente un lugar colorido y muy descontraído.

Pos su parte, en Florianópolis el Hostel Tucano House es un pequeño paraíso cerca de la playa donde las fiestas surgen en todo momento. Este alojamiento está muy bien equipado y se destaca su ambiente familiar y de amigos.

Lugares sencillos, alegres y llenos de encanto especiales para quienes buscan la diversión y el conocer gente y culturas diferentes que se unen con el único objetivo que es pasarla bien.

 

Praia do Rosa y las ballenas

A unos setenta kilómetros Florianópolis y al sur del Estado de Santa Catarina se ubica la bella Praia do Rosa, en Brasil.

Todo el año es época para visitarla,  a pesar que la primavera es la época ideal para disfrutarla a pleno ya que es la temporada de las ballenas que llegan al lugar.

El espectáculo de ver estos magníficos cetáceos puede hacerse desde la playa o embarcado ya que el Instituto Ballena Franca traslada a los turistas a bordo de un barco para vivir una experiencia inolvidable.

En el recorrido que se realiza se pueden visitar las playas de Ouvidory Ferrugem, para llegar finalmente a la costa de Ribangeira donde es posible ver cientos de ballenas.

Toda la travesía se realiza guardando el mayor silencio posible y cuando se avista alguna ballena los motores del barco se detienen para no espantarla ya que se encuentra junto a su cría. Así, desde la cubierta del barco es factible ver gran cantidad de estos animales e inclusive algunas se acercan tanto a la embarcación que casi es posible tocarlas.

Por otra parte,  Praia do Rosa presenta un magnífico paisaje tropical, se trata de una de las más exclusivas playas que existen en Brasil y es visitada todos los años tanto por turistas locales como de otros lugares del mundo, atraídos por su excelente clima, buenas olas para la práctica de surf, bellezas naturales magníficas, además del espectáculo de las inmensas ballenas y sus crías.

A pesar de encontrarse en una zona rural y de pesca cuenta con una amplia infraestructura orientada totalmente al turismo, diversidad de posadas, como también excelentes hoteles y resorts, pueden encontrarse en la zona, además de muy buenos restaurantes con una gastronomía que ofrece desde comida típica de la región, como los camarones y peces hechos de diferentes maneras, hasta comida italiana o asiática.

La playa se divide en parte la parte norte, centro y sur. En la parte sur encontraremos bares en la playa para beber una cerveza y degustar deliciosos camarones, la parte central es ideal para familias con niños pues posee una bonita laguna, en tanto que el norte es el punto de reunión de los sufistas y aquellos que buscan la tranquilidad en contacto con la naturaleza, así como también practicar todo tipo de deportes acuáticos.

Tanto para fin de año como para carnaval la Praia do Rosa se colma de turistas para recibir el año nuevo precisamente en la playa asistiendo a los tradicionales fuegos artificiales o divertirse en el carnaval bailando y bebiendo hasta el amanecer.

De ambiente típicamente brasilero, alegre y festiva la Praia do Rosa es un sitio magnífico para unas próximas vacaciones más que espectaculares.

Isla de Guana, un sueño hecho realidad

Una hermosa isla, de las mayores de las Islas Vírgenes Británicas, unas vacaciones únicas, exclusivas, algo que muchos soñaron tantas veces, una sitio en el Caribe en un Oasis privado, con un marco natural espectacular donde pueden disfrutarse desde deliciosas comidas, acompañadas de buenos vinos hasta platos especiales con un servicio personalizado.

Todo esto es posible en Guana, una romántica isla inserta en una reserva natural donde tanto la flora como la fauna se encuentran protegidas y donde,  dentro de las actividades especiales reservadas para los huéspedes,  se encuentra incluida la observación de flamencos y otra gran variedad de aves como también algo menos tradicional como es la alimentación de iguanas.

Hermosos senderos especialmente creados para pasear y recorrer toda la Isla de Guana, ir hacia alguna de sus siete excelentes playas, pistas de tenis para quien gusta de practicar este deporte, también una de croquet y un espacio especial para jugar ping pong.

Para quienes aman la pesca se incluyen excursiones especiales, existiendo además  la posibilidad de practicar todo tipo de deportes acuáticos, como esquí, buceo, paseos en kayak o la práctica de surf.

Habitaciones muy atractivas y confortables, terrazas privadas con magníficas vistas del mar cercano y una gastronomía impecable que sólo utiliza frutas y verduras orgánicas que se cultivan en la isla. La cena informal pero elegante es servida en terrazas con decoración de velas.

Las barbacoas en la playa son muy divertidas ya que puede disfrutarse de bandas tradicionales de música caribeña y carreras de cangrejos que forman también parte del entretenimiento.

Existe paseos a a sitios cercanos como Tórtola, los Baños de Virgen Gorda y Anegada, para conocer algo más de este paraíso.

Las opciones son o bien la de alquilar la isla por completo o sólo una habitación, dependiendo si es para pasar la luna de miel, realizar en la isla la ceremonia de la boda, celebrar cumpleaños, aniversarios o reuniones familiares y de amigos.

También Guana es un lugar excelente para las reuniones de negocios o convenciones. La isla lo tiene todo, tranquiliad, privacidad, lujo y a la vez una gran sencillez, divertimento y relax.

Cenas románticas a la luz de la luna con la fragancia de flores como el jazmín, días de playa tomando interminables baños de mar y sol, todo el confort que pueda desearse, son sólo algunas de las razones que llevan a muchos a venir una vez y desear volver.

La Isla de Guana, es hermosa, pequeña, ecológicamente conservada y con una reserva natural maravillosa que le da la bienvenida de forma calurosa a sus visitantes, un verdadero sitio con magia que encanta a quienes lo conocen.

Sian Kaan, naturaleza protegida

Millones de personas visitan anualmente la bellísima Riviera Maya, donde existen lugares que son famosas por sus playas como Cancún y Playa del Cármen o por su historia como lo son las ruinas mayas, el templo de Chicen Itza, sitios maravillosos que aseguran unas vacaciones inolvidables en un destino especial.

Sin embargo,  y alejadas de esas zonas tan urbanizadas existen aún paraísos por descubrir como Sian Kaan, que en idioma maya significa Puerta del Cielo.

Sian Kaan es la mayor área protegida del Caribe mexicano y ha sido declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, teniendo en cuenta la importancia de el cuidado y conservación de estos ecosistemas.

Su flora y fauna exclusivas, la hacen un sitio de una biodiversidad excelente, gran cantidad de especies de aves que sólo habitan estos lugares, así como mamíferos que se encuentran en peligro de extinción, reciben protección y un hábitat natural donde poder desarrollarse sin que la mano del hombre pueda destruirlos.

El paisaje que puede observarse es inigualable de un lado exuberante selva y del otro el mar Caribe que baña las playas del lugar,  que son protegidas a su vez por barreras de coral.

Además de las blancas arenas de sus extensas y bonitas playas, que son áreas de reproducción para las tortugas marinas de varias especies, el paisaje se completa con pequeñas bahías y manglares y cada espacio sirve de refugio para variados tipos de fauna.

De clima cálido y húmedo debido a su ubicación geográfica es una zona expuesta a los huracanes frecuentes en el Mar Caribe entre los meses de junio y noviembre.

Cuatro tipos de manglares existen en Sian Kaan, el rojo, negro, blanco y gris y en los humedales un ecosistema particular llamado “retenes”, con árboles de gran altura que nacen en los pantanos.

Estas formaciones casi únicas  se producen por el hecho de haber en el lugar manantiales de agua dulce que brotan en los pantanos de agua salina, permitiendo el crecimiento de los árboles, que llegan a alcazar más de 30 metros de altura.

En el mundo existen sólo dos sistemas similares uno en Florida y el otro en Cuba y también ellos se encuentran protegidos, como una forma de resguardar un tesoro tan importante para el futuro de la humanidad.

En sus humedales es posible hallar manatíes y dos especies de cocodrilos que se encuentran en peligro de extinción, en tanto que en sus bosques habitan el jaguar, puma, tapir, ocelote, mono araña y el mono aullador todas ellos amenazados con extinguirse de no ser protegidos.

Dentro de las actividades que pueden desarrollarse en Sian Kaan, además de disfrutar de sus estupendas playas, están las excursiones guiadas que se realizan en vehículos 4 x 4 recorriendo toda la reserva.  Inclusive,  existen también embarcaciones que recorren el lugar llevando a los turistas en un viaje diferente que los acerque aún más a este maravilloso mundo natural.

Un lugar mágico, un viaje imperdible para todos aquellos que visitan la Riviera Maya y una manera de tomar conciencia de lo importante que es la preservación de la flora y fauna de nuestro planeta.

Los Cabos, desierto y mar

Ubicado en el Estado de Baja California, México, Los Cabos es uno de los lugares turísticos más importantes, con paisajes colmados de contrastes que tienen como protagonistas el mar y el desierto.

Hermosas y extensas playas con lujosos y atractivos resorts hallaremos en esta área formada por el Cabo San Lucas, San José del Cabo y el Cabo del Este.

La naturaleza ha hecho en toda esta zona una verdadera obra de arte,  mezclando de forma homogénea y perfecta paisajes entre el desierto y el mar, siendo Los Cabos un destino muy apreciado a nivel de turismo internacional.

Por otra parte,  la península de Baja California Sur representa el final del territorio, ya que no existe más tierra hasta que se llega al Polo Sur, un escenario majestuoso imposible de olvidar. Existiendo en el mundo sólo dos lugares con estas características el Cabo de Hornos (Patagonia Argentina) y Ciudad del Cabo (Sudáfrica).

En Cabo del Este encontraremos pequeños pueblos como  La Rivera, Cabo Fondo y Santiago, dentro de los que más se destacan.  Lugares ideales para quienes buscan sitios tranquilos, rodeados de naturaleza y con la posibilidad de practicar ecoturismo, como también buceo, snorkeling y pesca.

Cabo del Este es una región en plena expansión y desarrollo económico que crece día a día y cuya intención es poder explotar en el futuro la totalidad de su potencial turístico, con la mejor infraestructura capaz de dar lo mejor al turismo que llega allí cada año.

Históricamente la ciudad más importante y cabecera municipal es San José de los Cabos, aquí se encuentra establecido gran parte del comercio y las oficinas de gobierno.

Sin embargo, Cabo San Lucas es el epicentro económico de la zona, una pequeña ciudad donde hallaremos bares, restaurantes, tiendas de joyas y de reconocidas marcas de ropa y automóviles.

Centro de convenciones y reuniones de negocios a nivel mundial, Cabo San Lucas es también muy conocido por el torneo de Bisbee’s Champion, centrado en la pesca deportiva de especies como el dorado y el marlín.

Magníficos campos de golf tanto públicos como privados se encuentran rodeando las playas, además de una animada vida nocturna durante todo el año y la posibilidad de desarrollar turismo de aventura.

Por otra parte,  el clima de los Cabos es suave, y templado durante todo el año, con una temporada de lluvias poco extensa, transformándose en  un lugar para visitar durante todo el año.

Campos de Jordán, paisajes inolvidables

Por su privilegiada localización en la Sierra de la Mantiqueira, entre tres grandes capitales brasileras –San Pablo, Río de Janeiro y Belo Horizonte– y guardando una distancia relativamente pequeña que lo separa de esos grandes centros urbanos Campos de Jordán se abre al turismo tanto nacional como internacional siendo para la ciudad ésta su mayor fuente de ingresos.

Con un clima excepcional, vegetación exuberante y raras especies de plantas, además de bellos pájaros que pueblan sus montañas, el paisaje de Campos de Jordán se completa con sus transparentes aguas y un magnífico paisaje arquitectónico que ha introducido el hombre.

Campos de Jordán presenta un conjunto único de condiciones notables para el turista que busca, tranquilidad, placer y diversidad de actividades tanto en verano como en invierno además de un sitio encantador.

En invierno se cubre de nieve que torna blancas las sierras que rodean la ciudad, así como los árboles y casas de las villas cercanas,  dando un bello espectáculo natural, muy similar a los lugares de vacaciones de invierno que pueden encontrarse en Europa.

Para quienes gustan más del clima  templado, la primavera transforma Campos de Jordán en un paraíso cubierto de verde y de flores con una temperatura excelente.

La ciudad se encuentra formada por tres núcleos que a lo largo del valle se desenvuelven como características Villas, con nombres como La Bernéssia, Jaguaribe e Capivari, siendo esta última la más procurada por los turistas. Todas estas comunidades tienen origen en inmigrantes escoceses que se establecieron allí hace más de cien años.

Sus casas son todas de estilo alpino y la Villa Capivari es reconocida por esa arquitectura tan pintoresca, además de ser un centro de actividades con buenos bares y restaurantes y una vida nocturna muy activa.

Ya el centro comercial de Campos de Jordán se encuentra en la Villa de la Bernéssia, siendo una de sus mayores atracciones la llamada carretera de hierro. Además, a nivel espectáculos se realiza aquí cada año el Festival de Invierno, donde se presentan conciertos de música clásica en el auditorio de la ciudad Claudio Santoro.

Esta es una zona ideal para practicar senderismo, escalada y todo tipo de deportes de aventura, con lugares hermosos para visitar y recorrer como la Gruta de los Crioulos, el Parque de los Lagos, el Bosque del Silencio, el Parque Estadual del Huerto Forestal, además de recorrer y admirar las bellezas del Valle de Paraíba.

El Parque de los Lagos representa el sitio ideal para el ecoturismo, diversos senderos señalizados brindan caminos seguros para ser recorridos, además de poder contratar servicios de paseos a caballo, realizar ciclismo de montaña o practicar canotaje y pesa en sus hermosos lagos.

La Cueva de los Esclavos es otro sitio interesante para visitar ya que este lugar representa los sucesos de la época colonial en Brasil, cuando en plena esclavitud muchos esclavos escapaban de las haciendas y se refugiaban en este lugar. Una enorme cueva de piedra con 20 metros de profundidad y 30 de altura.

Utilizando el teleférico puede llegarse hasta el Monte del Elefante, un mirador que se encuentra a 1800 metros de altura desde donde se tiene una vista espectacular de la ciudad.

Para quienes gustan de deportes más radicales en Santo Antonio do Pinhal se encuentra Pico Agudo, a sólo 20 kilómetros de Campos de Jordán un lugar excelente para la práctica de vuelo libre con diversas rampas a disposición de los deportistas.

Quienes deseen conocer un poco más de la historia de Campos de Jordán pueden hacer una visita al Museo Felicia Leimer y al Palacio Boa Vista, dos sitios encantadores.

En cuanto al alojamiento la ciudad cuenta con una importante infraestructura tanto en hoteles como en posadas, restaurantes y bares para todos los gustos y presupuestos.

Su gastronomía es excelente ya que se unen la típica comida brasilera con la europea proveniente de los inmigrantes, escoceses, alemanes y austríacos.

Un lugar atrayente por sus paisajes, diversiones y sobre todo por la mezcla de culturas que lo transforma en un sitio único en Brasil.

 

Petrópolis, turismo cultural y rural

A sólo 68 kilómetros de Río de Janeiro, dejamos atrás el mar y las hermosas playas de esa ciudad para encontrarnos con un paisaje montañoso, de clima cálido y una extensa historia.

Así,  llegamos a la bella Petrópolis, una ciudad ideal para hacer turismo cultural y rural dado su legado cultural y sus  hermosos paisajes.

Elegida por el emperador Pedro II como su residencia veraniega tanto por su clima excelente como por sus hermosos paisajes, Petrópolis se transformó,  en la época de la colonia,  en uno de los lugares preferidos por aristócratas y acaudalados hombres que construyeron allí sus mansiones y palacios.

En 1843 comienza la construcción del Palacio Imperial que culmina en 1864, un hermoso edificio de estilo neoclásico pero relativamente simple para ser la residencia de verano del entonces soberano de Brasil. Hoy, se ha transformado en un museo en el cual se exponen varios objetos de uso diario de la época y joyas pertenecientes a la realeza. Sus amplios salones se dividen en la sala de música, comedor, sala de estar y los dormitorios reales, donde pueden admirarse objetos de gran valor histórico, como la corona real hecha en oro y adornada con perlas y brillantes.

El Palacio de Cristal, es un maravilloso invernadero que fue inaugurado en Petrópolis en 1884. Llegó desde Francia en 1879 totalmente desmontado siendo armado en el lugar donde hoy se encuentra, siendo utilizado en la época de la colonia para banquetes y festivales organizados por la realeza, como también para la realización de distintas exposiciones de productos regionales. Rodeado de fuentes y jardines este encantador edificio es utilizado en la actualidad para conciertos y exposiciones de arte.

También en esta ciudad se encuentran las que fueran residencias de varias personalidades de Brasil como la casa del barón de Mauá, la del famoso aviador Santos Dumont diseñada por él mismo se la conoce con el nombre de “La Encantada”, la casa de la Princesa Isabel residencia oficial de la princesa y del Conde d’ Eu, construida en 1853 por el Barón de Pilar, el Palacio Amarelo y otras residencias más que se encuentran en este hermoso centro histórico.

El orquidário es otra maravilla que no puede dejar de visitarse, construido en 1870 posee innumerable variedad de orquídeas que son exportadas a Estados Unidos, Alemania y Japón.

La Catedral de San Pedro de Alcántará, el Palacio de la Quitandinha, donde los viajantes hacían un alto para comer y reponer fuerzas, es hoy un edificio que abriga departamentos y salones.

Pero no todo en Petrópolis es  historia y  cultura, para los amantes del turismo rural y que gustan de practicar senderismo,  en Petrópolis hallarán más de un camino señalizado para realizar diferentes excursiones de uno o varios días.

Entre las rutas más destacadas para excursiones encontramos:

Pedra do Retiro: un camino ubicado entre la Reserva Biológica de Alcobaça y la de Araras e Tinguá, este es uno de las opciones más atractivas para realizar senderismo.  Se encuentra a unos 1546 metros de altura, con vistas maravillosas y paisajes inolvidables. Se trata de un sendero de fácil acceso rodeado de espesa vegetación.

Rota 22: Es otro de los circuitos más apreciados de la zona, fue creado en el 2003, en el camino existen varias posadas, cafés, restaurantes y lugares de venta de artesanías.

Travessia Cobiçado – Ventania: Este es un recorrido de unas cinco horas que va desde el monte Cobiçado al monte Ventania, con una diversidad de panoramas, es una excursión un poco más peligrosa por el tipo de camino que debe realizarse, entre abismos y varios obstáculos naturales, sobre todo la subida al primer monte que tiene una inclinación de unos 75 grados. Debe hacerse acompañado de guías experimentados, pudiendo verse en el trayecto lugares como la Floresta de Mutucas y la el Río Palatino, con vegetación exhuberante y diversa.

De Petrópolis hasta Teresópolis: Localizada en el Parque Nacional de la Sierra dos Orgãos, esta excursión es toda una aventura que necesita ser planificada con anterioridad, llevando además el equipo correcto para realizarla y un guia experimentado ya que es una travesía que dura aproximadamente unos 3 días. Sin embargo, vale la pena por lo bonito de los paisajes y diferentes parajes a los que se tiene acceso.

Trilha Aguas Lindas a Nogueiras: Un hermoso paseo hasta el interior de las Matas de Nogueiras, con inmensos árboles y hermosas flores silvestres y exhoticas.

Trilha do Açu: Un lugar espectacular en el Parque Nacional Sierra dos Órgãos, la temporada para hacer este camino se inicia a finales de abril y puede realizarse hasta setiembre, ya que luego el tiempo tiende a cambiar y se hace peligroso para los senderistas. Aquí puede practicarse trekking y existe un camping para quedarse a pasar la noche.

Petrópolis es una hermosa ciudad con un encanto especial,  por lo extenso de su historia y su cultura como por lo hermoso de su naturaleza que permite disfrutar de varios días con diferentes alternativas de diversión.

Visitando Bonito en Matto Grosso do Sul, Brasil

El bello municipio de Bonito forma parte del estado de Mato Grosso do Sul en Brasil, un sitio donde pueden encontrarse diversos lugares arqueológicos, así como magníficas grutas, cavernas, cascadas y lagunas.

Bonito se encuentra en el interior de Mato Grosso a unos 278 kilómetros de la Capital, Campo Grnade y esta considerada como una de las más bellas y completas zonas naturales para turismo acuático a nivel internacional, con una exhuberante naturaleza y un extenso pantanal al sur.

Por ello, quien llega a Bonito debe concordar con una cosa, y es que “bonito” es un adjetivo muy pequeño para definir tantas maravillas creadas por la naturaleza en esta región de Brasil.

Una tímida ciudad del interior de Mato Grosso do Sul, que sorprende con sus bellos paisajes, ríos de aguas cristalinas colmados de peces, sus grutas y cascadas naturales que atraen turistas de todo el mundo.

Lugares como las Grutas del Lago Azul y de Mimoso, o el hermoso Acuario Natural, los rios Sucuri, do Peixe, Formoso y Río da Prata, llenan de tranquilidad a aquellos que procuran paz y proporciona emociones inolvidables para quienes buscan aventuras.

Muchas bellezas de Bonito se encuentran en el interior de la tierra. Son innumerables las grutas con lagos profundos de aguas cristalinas, en las que experimentados buceadores se arriesgan para conocer ese mundo misterioso.

Bonito también es el sitio perfecto para quienes practican Ecoturismo, el Acuario Natural y el Sendero de los Animales, Boca de Onça, Buraco das Araras, Cascada del Río do Peixe, son sólo algunas de las posbilidades.

En cuanto al Turismo de Aventura y Turismo Rural este lugar es perfecto para la práctica de buceo en el Rio da Prata, en el Formoso, como también la práctica de Rapel, senderismo y escalada.

La Estancia Mimosa, ofrece excursiones a pie para conocer diversas cascadas, pequeñas grutas y piscinas naturales, también existen excursiones a caballo como una oopción diferente de conocer la zona.

El Balneario Municipal, con aguas cristalinas provenientes del Río Formoso permite tener una nítida visión de los peces de brillantes colores y variados tamaños que en el habitan.

Un paseo por el Rio Sucuri, que comienza con una caminata de unos treinta minutos, acompañados por guías, donde los visitantes disfrutarán del paisaje encantador de la región, además de casacadas y lagunas naturales. Llegando a la naciente del río provistos de salvavidas especiales y equipo de snorkel, llega la hora de ir al agua transparente de este río que es el hábitat de bellos peces multicolores y una exhuberante flora subacuática.

Rapel en el Abismo Anhumas, son 72 metros de altura y unas incomparables cavernas donde pueden verse formaciones de roca de diversos formatos y un lago de agua cristalina. La subida da la posibilidad de deleitarse con un paisaje nunca visto.

Visitar Boca da Onça, un sitio a 156 metros de altua que comienza con un paseo de unos 4 kilómetros pasando por diversas cascadas y piscinas naturales. Y para quienes desean sentirse como peces en el agua y tener la sensación de fluctuar en ellas, el Acuario Natural del Río Bahía Bonita les dará la posibilidad de hacerlo y gozar además de una infraestructura excelente en el lugar, con pisicinas, spa con hidromasaje, restaurantes variados y hasta un museo.

La Gruta de São Miguel es espectacular, con un acceso que se realiza a través de un puente suspendido sobre la exhuberante vegetación. La gruta posee una gran variedad de formaciones calcárias coloridas de una belleza pocas veces vista.

El llamado Buraco das Araras un lugar donde existe una cueva con 124 metros de profundidad y 160 metros de diámetro que posibilita una visión panorámica de su interior donde las Araras (aves típicas del Brasil) de colores negro, rojo y con picos amarillos retornan diariamente al lugar que es su hogar natural. En el fondo de la cueva existe un gran lago donde habitan gran variedad de reptiles.

El Lago Azul es un lugar prehistórico una gruta de 126 metros de profundidas situado en la Fazenda Anhumas. Se trata de un sitio descubierto por los indios Terena en 1924. Si se llega allí al amanecer entre las 7 y las 9 de la mañana los rayos del sol entran a la caverna reflejándose en el agua y tornandose de color azul, formando vapor que dibuja un arcoiris. Las estalactitas de la gruta pueden verse reflejadas en las aguas de este hermoso lago y se dibujan las imágenes por duplicado.

Existen en toda la zona, diversos restaurantes que ofrecen tanto platillos de la gastronomía tradicional de la zona como otros de la cocina internaciona. También hay hoteles de varias categorías y las típicas posadas brasileras.

Como puede verse un viaje a Bonito es toda una aventura que día a día nos revelará un nuevo paisaje, una nueva cascada, una vida diferente rodeados de una naturaleza bellísima multicolor que quedará para siempre en nuestro recuerdo.

Isla de Taboga, un bello lugar en Panamá

La isla de Taboga es parte del Archipiélago de las Perlas y puede llegarse a ella en unos 45 minutos de viaje en lancha desde la ciudad de Panamá.

Es un sitio de belleza deslumbrante al que han dado el nombre de ” isla de las flores” ya que ellas adornan todo el entorno.

Un mar transparente baña sus costas y es un lugar ideal para unas relajantes vacaciones, donde además de tomar sol se puede nadar y disfrutar de una exhuberante vegetación.

El artista Paul Gaugin la eligió para vivir aquí un tiempo disfrutando su belleza y retratando sus vistas espléndidas. Calles angostas rodeadas de coloridas flores nos invitan a recorrerlas.

Isla de Taboga es el lugar elegido por panameños y turistas extranjeros como el lugar ideal para descansar y contactarse con una naturaleza bella y amigable.

Una diversidad de actividades pueden desarrollarse aquí, sobre todo para quienes gustan de practicar deportes acuáticos como buceo, snorkel y kayak, o simplemente hacer largas caminatas disfrutando de sus pacíficos lugares.

El alojamiento que puede hallarse en la isla es sencillo y pintoresco existiendo diferentes opciones para elegir.

La iglesia de San Pedro, que se dice fue la segunda levantada en este hemisferio, es un monumento religioso que puede visitarse y también cerca de allí sobre una colina se encuentra el Hotel Vereda Tropical, un lugar excelente para una cena o simplemente beber un trago disfrutando de la vista maravillosa y la fresca brisa del mar.

Para llegar a Taboga existe un servicio de lanchas que realiza viajes regulares y llegando no hay que perderse, al pasar bajo el Puente de Las Américas, la vista de los barcos que esperan el permiso para transitar el imponente Canal de Panamá.

Visitar la isla de Taboga es una experiencia inigualable para quienes gustan de un tipo de descanso sin la agitación de las grandes ciudades y rodeados de naturaleza a cada paso, pudiendo dedicar días enteros a un descanso placentero en este paraiso.