Escapada Todos los Santos a Bélmez de la Moraleda

bélmez de la moraleda

En la provincia de Jaén, enclavado en el Parque Natural de Sierra Mágina y rodeado por una naturaleza rica entre la que no pueden faltar los olivares, que se han convertido en uno de los recursos económicos más importantes de lugar, se encuentra un pequeño pueblo de casas blancas que conserva aun elementos de un pasado de guerras y enfrentamientos entre culturas, hablamos de Bélmez de la Moraleda.

Bélmez de la Moraleda podría parecer uno más de los pueblos con encanto de Andalucía, pero desde los años 70 une a su oferta turística un curioso suceso que atrae a cientos de curiosos y visitantes cada año, y que convierte a esta localidad de menos de 2.000 habitantes en un destino excelente para una escapada romántica Todos los Santos: las caras de Bélmez.

Descubriendo los misterios de Bélmez de la Moraleda

Apenas 70 kilómetros separan a Bélmez de Jaén, la capital de la provincia y una ciudad bien comunicada con otras localidades de mayor importancia, entre ellas Madrid, Sevilla o Valencia. Mientras el viajero se acerca al Parque Natural de Sierra Mágina, ya puede apreciar la singularidad de la zona, con la alta mole montañosa bordeada por el río Guadalquivir, que confiere al conjunto un aspecto de mágica isla y que oculta cientos de misterios.

Pero la sensación de encontrarse en un lugar mágico se potencia una vez en el pueblo, desde el que se pueden contratar rutas para conocer mejor en Parque Natural, aunque, quizás la más importante y atractiva sea la Ruta en Busca del Santo Grial, que asocia este lugar del sur de España con la tradición griálica.

Se dice también que los habitantes de Bélmez son supersticiosos y que las tradiciones locales tienen raíces de curandería, magia y hechicería, procendentes de culturas desconocidas y que, durante la Fiesta de Todos los Santos, se traducen en ritos, cuanto menos, llamativos, y que tienen por objetivo alejar a los malos espíritus del hogar.

Pero si por algo es especialmente famoso Bélmez de la Moraleda, y si por algo se distingue el resto de poblaciones de Sierra Mágina, es por las conocidas Caras de Bélmez, un curioso caso de caras que aparecen en las paredes de una de las viviendas del centro de la localidad y para las que no hay explicación.

Todo ello, crea una perfecta suma para convertir a la pequeña población jienense en un excelente destino para Todos los Santos, pero a los que buscáis una escapada romántica más completa, os gustará saber que esta ciudad también cuenta con un castillo muy bien conservado y con una torre de origen árabe que es posible visitar.

¿Y si añadimos un componente para convertirla en una escapada gastronómica? El Bélmez viven del turismo, pero también de la producción de aceite de oliva, de hecho, en la ciudad existe una planta de procesado Óleo Mágina, que es posible visitar previa reserva.

Si aun no tienes un plan romántico para el Puente de los Santos, ¿No te gustaría conocer esta misteriosa localidad andaluza?